El ideal de lucha y sacrificio, se convierte en el pilar primordial del atleta hondureño, porque a pesar de las grandes limitaciones que enfrenta día con día, se mantiene firme en la pista, en la piscina, en la cancha, en el cuadrilátero; frente a la multitud que corea otro nombre que no es el suyo, que anima otro país que no es el de él. 
Ahí es donde el verdadero atleta surge de la indiferencia de los suyos, para forjar una leyenda. OLÍMPICOS nace de la necesidad de dar a conocer y reivindicar a ese atleta destinado al olvido, pero que lo da todo por su país y por sus compatriotas.
Back to Top